Atención, pregunta… ¿Sabemos escuchar?

!Entre un 65% y un 80% de nuestra comunicación la realizamos a través de canales NO verbales¡

En un mundo de asfalto, de despachos, de intereses miles, de escaso tiempo, de “gadgets tecnológicos”, etc. un “si dime”, “que quieres”, “te escucho”, etc…viene acompañado de una comunicación no verbal sin mirada, sin atención, sin escucha…..probablemente porque quien nos lo dice, a la vez esta haciendo, pensando o esperando otra cosa.

Escuchar no es tan fácil como parece. ¿Qué piensan los que te rodean, sabes escuchar? ¿eres empático?

¿Cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar?Oír es simplemente percibir vibraciones de sonido. Mientras que escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye (entran en juego los sentimientos, las ideas, los pensamientos de quien habla), y saber ponerte en el lugar de la persona a la que escuchas.

Conclusión:

Una vez hayas superado esta primera etapa más comprensiva y empática, podrás avanzar a una segunda etapa donde estarás más legitimado para dar tu opinión, aconsejar, o persuadir desde tu propio contexto.

El buen negociador, líder, coach, mentor o mediador en general debe estar en un escaño muy alto en la habilidad de la “escucha”, porque bien usada genera confianza, cercanía y seguridad. Una potente arma a tener en cuenta.

Habilidades a desarrollar para ser un experto en la escucha activa/efectiva:

  1. Para empezar, deja pasar el momento más emocional del inicio. No fuerces.
  2. No juzgues. Resiste la tentación de dar consejos.
  3. Muestra empatía.
  4. Respeta los silencios. No termines las frases por la otra persona.
  5. Emite palabras de refuerzo o cumplidos.
  6. Repite lo que acabas de oír.
  7. Consigue contacto visual constante. Asiente con la cabeza.
  8. Adopta una postura corporal abierta.
  9. Haz preguntas abiertas (Qué, Cuándo, Dónde, Cómo o Quién, pero atención con el Por qué?
  10. Interrumpe sólo cuando sea imprescindible.
  11. Haz resumén con el objetivo de comprobar que has entendido bien el mensaje.

 

¿Y si lo que me están contando no me interesa o me aburre?

  • Si tu rol en la relación te lo permite sería mejor ser honesto y comunicárselo sin herir. Debes conseguir que sepa que lo que no te interesa es lo que dice, no el/ella como persona, aquí está el secreto (“Disculpa pero de este tema no se demasiado…”).
  • Si tu rol no te lo permite, profundiza en las emociones, busca que motiva a esa persona y el por siente lo que siente. !Inténtalo¡  Quizás te sorprendas con la conversación que surge.

Superado esta etapa más comprensiva y empática, puedes avanzar a una etapa donde estarás más legitimado para dar tu opinión, aconsejar, o persuadir desde tu propio contexto.

*»El secreto está en las ganas”, pide información a M´MR: recursos humanos part time, mentoring, selección interim part time, consultoría de personas. 

1 Comment
  • indir

    1 febrero, 2021 at 6:21 am Responder

    A big thank you for your blog post. Much thanks again. Really Cool. Hermione Rufe Blakeley

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies