¿Lo quieres dejar?

¿Te aburres? ¿Quieres Cambiar?

Estas en esa etapa que llega algun día por desánimo, aburrimiento, curiosidad, etc. ….y además sabes que te gusta tu trabajo, y que pese a esa duda que se hace grande a medida que pasa el tiempo……sabes que eres un buen profesional.

¿Quieres seguir haciendo lo mismo?Si sigues haciendo lo mismo no esperes resultados diferentes” – Albert Einstein.

No siempre, pero dejar un trabajo en el que nos sentimos infelices puede salvarnos el resto de nuestra vida profesional y algo mas. No hablo de no ser felices, me refiero a sentirte infeliz, sentir que no aportas nada, que no aprendes, que tienes otro sueño, o que alguien te esta intoxicando con sus valores, sus críticas o su indiferencia, entre otros.

Algunas reflexiones:

  1. No existe el momento perfecto. Existe un momento y sucede. No se pierde el tiempo, se empieza a tejer el cambio una vez que decides que allí no encajas.
  2. La preparación está sobrevalorada. No importa cuánto pienses, planees y organices cada detalle porque surgirá cualquier cosa que no esperabas.
  3. Lo que digan quedará en breve en el olvido, ellos tienen otras cosas mas importantes en las que pensar.
  4. Uno piensa que solo existe vida alrededor de 3 kilómetros de sí mismo. De repente alucinas que haya sectores, profesionales, necesidades y eventos que nada tiene que ver con tu vida que pensabas lo era todo.
  5. Tomando decisiones coherentes, eres responsable de ti mismo, te sientes cómodo, te liberas y te da energía para tomar tus propias decisiones sobre tus valores, no sobre los de otros.
  6. Los roles de quienes te rodean, te conocen, dicen apoyarte, de aquellos grupos a los que “perteneces” …empiezan a tener sentido. Es sano, recompone la vida y te sitúa en tus aciertos y errores sociales. Te da visión y misión a tu plan de acción.
  7. Tu tienes el control y nadie es culpable del pasado, porque tu estabas allí y así lo elegiste.
  8. La vida no es un proceso lineal, las curvas son las que nos alteran, nos dan la adrenalina, nos hacen reaccionar, nos hacen establecer señales, reglas, y nos hacen girar en el buen sentido.
  9. Hay que declinar la vida en “presente”. Ahora, lo que quiero, lo que siento, lo que necesito, lo que me gusta, lo que no me apetece, lo que duele, lo que tengo, lo que tiro.
  10. Disciplina “sin apellidos”. Necesitamos disciplina, y esta conlleva análisis, planes, acciones, determinación, valentía, flexibilidad, claridad y buenos amigos. Decidas lo que decidas necesitas disciplina.
  11. Todos tenemos miedo a algo. Vale un ratito aceptémoslo, pero dedicarle mucho tiempo es perder la vida.  Los miedos nos cuentan secretos nuestros que nos permiten, gestionados bien, avanzar a zancadas.

Cuando la infelicidad lleva instaurada largo tiempo entre tus emociones, cuando afecta a tu vida personal y cuando entra hasta tus huesos somatizando todo lo que te toca, hay que soltar o dejar ir. Y lo haces. Y no consigues saber exactamente lo que quieres, pero sabes con certeza que algo va a cambiar.

*»El secreto está en las ganas”, pide información a M´MR: recursos humanos part time, mentoring, selección interim part time, consultoría de personas. 

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies